martes, 21 de julio de 2015

Memoria de Kiko Gao

Hoy deseo volver a hacer memoria de Kiko, misionero claretiano, en el segundo aniversario de su muerte.

Recuerdo tu muerte, Kiko, no para ser más consciente de tu ausencia, sino de tu presencia. No me dirijo a alguien muerto; trato de abrirme más a la comunión contigo, que vives más plenamente que yo. Porque ya contemplas a Dios sin limitaciones, eternamente.

Tu descanso en Dios, nos recuerda que la vida es una búsqueda continua del Amor, en todos y en todo. Nuestra vida está llamada a ser como muestra esta foto tuya:
buscar a Quien nos busca primero, mirar tiernamente la realidad, la creación de Dios, y amarla.



Buscabas a Dios, hermano, ahora eres, y estás, con Él y en Él. Para siempre.

Y en nosotros.

Gracias por tu vida. La compartida conmigo y con todos en España. Tus años anteriores en tu patria y en tu hogar, con los tuyos. Tu fraternidad desde hace dos años.

Contamos con tu mirada tierna “desde arriba”, para Loja y para el Mundo. 

Gracias por tu Pascua. Seguimos unidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada